6. Pruebe y publique su sitio web

Antes de anunciar que su sitio está en vivo en la web, asegúrese de que funcione en todos los principales navegadores, como Internet Explorer, Microsoft Edge, Firefox, Safari y Chrome. Haga clic en cada página y función en cada navegador para asegurarse de qué las imágenes se muestren, los enlaces sean correctos y el formato se vea suave. Esto llevará algún tiempo, pero el esfuerzo que realice ahora ahorrará futuras quejas de los visitantes que no pueden acceder a ciertas funciones. 

Otra característica importante para incorporar a su sitio web desde el principio es un programa de análisis. Al configurar esto antes de que el sitio web esté en vivo, puede resolver cualquier problema y coordinar una configuración adecuada, dijo Shaoolian. Una vez que el sitio web está activo, puede monitorear el rendimiento de la página y determinar por qué una página es exitosa o no según sus análisis. 

“Puede ver cuáles de sus campañas de marketing están mostrando la mayor cantidad de conversiones y examinar cualquier métrica como ciudad, navegador, etc., para arrojar algo de luz sobre cómo su audiencia está interactuando con su sitio”, dijo Shaoolian. “Si … implementa esto [después de] que el sitio se active, se perderá información valiosa y no tendrá forma de ver qué elementos de su sitio tienen éxito o no desde el principio”.